“Nuestro destino nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas”. – Henry Miller

Antes de la travesía

Esta carrera es muy importante para mi, es una de las pruebas que he previsto antes del Endurece Challenge y que además de entregar puntuación ITRA, a cambio de correrla ganas un montón de experiencia como corredor. Mi travesía comenzó 3 semanas antes de la carrera, cuando por una seguidilla de extraños accidentes tuve que parar de realizar cualquier actividad física………..y todo se detuvo.

Para recuperarme y poder llegar aunque sea con lo justo a la travesía, debería estar 3 semanas de pana total. Sin entrar en detalles pero con toda la fe del mundo, estas últimas semanas mi piel se regeneró un poco y con un vendaje adecuado SÍ puedo correr la travesía, así que vamos nuevamente con todo lo que hay.

Captura de pantalla 2016-08-30 a las 11.41.32 a.m..png

El recorrido

Son 38k que le hacen honor al nombre de travesía y con justa razón, es básicamente “Correr” cruzando 3 cerros con un desnivel acumulado muy loco. 1 el cerro alto, 2 el cerro pelado y 3 el cerro verde. Al que se le ocurrió esto es un genio, es durísimo de verdad. Tiene 3 puntos de abastecimiento – 13,k 21k, 28k – y 1 de corte en el punto AB2 pasando a las 13:30 como máximo para no ser descalificado. Otro gran reto comenzaba, era mi 1a travesía y con un vendaje protegido con mi guante.

El día de la travesía

Llegamos a Lampa con mi padre cuando aún estaba muy oscuro. Ya había corredores haciendo fila para retirar el numero de competencia pero no avanzaban un solo paso. Nos pilló la hora de irnos, así que la organización decidió que los números no se entregarían aquí, si no en Til-Til.

Abrazo y hasta pronto con mi gran viejo y abordé uno de los buses que nos trasladó hasta el lugar de la partida en Til- Til.  Se marca la diferencia entre los trail vieja escuela y los nuevos, hay saludos amistosos y camaradería por un lado y silencio y concentración en los otros. Llegamos justo al romper el alba al portón.

14115402_1101583139878118_5679228916639588671_o.jpg

Compañeros listos para despegar

14124506_847431162060337_914988004529041897_o

Espíritu de equipo

14257456_847433042060149_2720612146184054947_o.jpg

La filita

14195907_844096322393821_1384407406089295712_o

577

Ya junto a los amigos del TNFRC vienen los saludos, las fotos y la buena onda de siempre. Algunos calentando un poco o improvisando baño mientras se infla el arco de salida y se entregaran los números. Olvidé mi snack en el auto? No importa, por que 2 amigos comparten su alimento conmigo. Eso es equipo, gracias de verdad! Era hora de encajonarse, al fin llegó el momento.

La partida

14124913_844098449060275_3284203591542150199_o

Subiendo!

Luego de menos de un km comenzamos a subir y el sendero se hizo estrecho. La interminable hilera de personas comienza a treparse por el come piernas cerro altoNo hay oportunidad de correr mucho, más bien se trata de avanzar. La pendiente manda, cada vez se pone más agresiva y sigue así mismo por 10 km más.

Atravesamos las nubes y la subida está llena de bellas postales y momentos mágicos para atesorar. Como olvidar a ese “cordero perdido” – una señal de lo que vendrá más adelante para muchos – que hizo que todo comenzara a parecer surrealista bajo una débil llovizna.

La subida se ameniza, hay encuentros con personas notables. Aunque cada uno en lo suyo son compañeros de travesía compartiendo y luchando por sus sueño,s pero llenos de actitud, ya sea vestidos como flash, o a pata pelá con estilo minimal, con los dos bastones rojos y esa linda falda, o mejor aún, con tu perro el señor cuicos. Vamos arriba compañeros.

Durísima la 1a subida y hace un frío de puta madre, pero al llegar arriba el premio es correr sobre las nubes, rodeando ese solitario lago en la cima de una montaña algo nevada de la vieja cordillera de costa.

14086374_843051609164959_8769341009245633179_o

Te encanta el click!

La bajada es un rapidísimo e interminable zigzag a través de un bello bosque de viejos robles y otros gigantes. Es aquí donde los más experimentados marcan la diferencia volando bajo por un tobogán maravilloso y eterno, interrumpido de pronto por el mítico AB1 del 13k.

AB1

La bajada fue muy divertida, me detengo a beber y a comer junto a otros corredores y el ánimo anda bien.  Un par de minutos para picotear plátano y naranja, pero hay que bajar más, es momento de seguir, de dejarse llevar por el camino….

14138159_843050165831770_4638518863111461441_o

Más perdidos que “ternura”

Perdidos

Junto a muchos corredores me vi perdido en un sendero no marcado. Diablos, otra vez!!! jajaja pero si veníamos tan bien bajando….y llegamos bien abajo, incluso un par más abajo aún. Ahora la vuelta es en subida, lenta y humillante, recogiendo a los que recién iban cayendo en esa pequeña trampa del destino y que me hacía perder 40 minutos y ganar un par de km de travesía. El desgaste psicológico fue considerable, ya no se aspira a tiempos ni menos a puestos, sólo se lucha por llegar con dignidad, ganar experiencia y mantener la alegría de siempre. Al reincorporarse el camino se hace eterno rumbo al AB2.

14114779_844379172365536_5962550437174525293_o

Pero anda levanta la cabeza y verás

AB2

Puta que costo llegar al AB2 del KM21, pero salió el sol y aquí todo es mejor, hasta hay sustancias de premio para los que llegamos dentro del tiempo de corte. Está el organizador de la carrera escuchando algunos reclamos por el marcaje y los perdidos, lamentablemente algunos se retiran en este punto, yo relleno agua de color amarillo, me saco la polera  y sigo mi camino.

En el 2º cerro – el cerro pelado – fue el cerro de la cabeza, donde el paisaje se tornaba monótono y poco corrible, me entretengo improvisando unos bastones con palos, son más que necesarios en esta travesía – última vez sin ellos – y hablando con los nuevos compañeros de viaje lo duro de la carrera mientras comenzamos a escalar por las rocas, cada vez más y mas alto, paso a paso mucho rato. Uf!

Al fin se puede correr y lo disfruto a concho por que ya sabes como es esto, rápidamente comenzamos a bajar el cerro serpenteando entre los arbustos y las piedras, minutos que parecen horas, rostros luchando contra el cansancio, los calambres, los fantasmas o los porrazos. Allá abajo, a lo lejos se ve un punto azul.

14114789_843434209126699_3145481878157519600_o

Estaba facilita la bajada creo

AB3

Ya con 30k en el cuerpo y sin agua en la bolsa llego este oasis donde bebo hasta la saciedad del jugo que hay en el puesto mientras alucino que es un mote con huesillos heladito. Algunos corredores aún no pueden superar haberse perdido y ni siquiera paran en el oasis, como si a esta altura el reloj importara. ¿Si no puedes ver el oasis, como verás el camino?

Nos enfrentamos ahora al cerro verde, parte también del circuito de 12k y 20k, este 3er cerro para mi es el cerro del corazón, de cuando ya quedan pocas piernas y la cabeza sabe que hay que seguir subiendo. El paisaje es lindo pero la subida es dura, así que improviso otro par bastones y vamos remando nuevamente. Muchos dolores nuevos y sentimientos encontrados durante la última subida, unos cráneos de ganado tirados junto al camino son la escenografía perfecta del duro momento, pero el corazón no escucha ni a la cabeza ni al cuerpo y sigue avanzando hasta llegar arriba y cruzar ese pequeña límite que marca el comienzo de la bajada.

14195372_844691705667616_8142656538947070541_o

No al rodeo!!!

Dale play

“Safe and Sound” de Justice es el único tema que tengo en el teléfono, así que le doy todo el  volumen al parlante, lo loopeo y comienzo a bajar al ritmo de la música disco. Una delicia afrontar esa técnica bajada tarareando en zig zag entre algunos corredores de 21k. Quedan piernas aún, así que me lanzo en un frenético sprint cerro abajo que solo terminaría en la meta donde me espera mi viejo luego de 7:20 hrs. de carrera.

14183865_10209428237239404_1557443656893865617_n

Safe and sound

IMG-20160827-WA0000

Fin del vuelo

 

En resumen

Por todas las circunstancias que ocurrieron antes y durante la carrera, es sin dudas uno de los retos más duros que he enfrentado, una gran carrera. Una verdadera metáfora de vida para no rendirse nunca pese a que todo conspire para ello. Mis respetos a todos los que la completaron, Felicitaciones a los que la ganaron, y ánimo a los que no la terminaron, para que el próximo año vuelvan más fuertes a dar la cara como siempre. Me voy de Lampa con mi peor participación histórica, pero con una visión renovada de cara al endurece challenge.  ¡Vamos con todo por ese desafío!

· Volví a correr: Que bueno es.

· Soy finisher: sumé 2 puntos ITRA.

· Mi peor registro: 68º en la general y 27º en mi categoría.

· Un mapa: para perderse con estilo.

· Tarea: usar bastones.

 Fotos: Latitud Sur Expedition

Highlights Travesía Til Til-Lampa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s