Maratón de Santiago 2015

– ß –

Mi quinto maratón

LLegaba a mi quinto maratón con una marca anterior de 3:15:00 – el más rápido que he corrido hasta el momento – registrado en la versión 2014, pero hoy, un año después de eso, me veo con una disposición distinta a la de ese día. El 4º maratón – Costa Pacífico – a pesar de haber sido hermoso en cuanto a mi crecimiento como atleta, fué durísimo en lo físico y terminé pagándolo con mi peor tiempo histórico (3:44:00), más que nada por el cansancio acumulado durante el año. Al final, perdí en el reloj, perdí en lo físico pero gané en experiencia.

Hasta hace poco había pensado no correr el maratón de Santiago 2015 y descansar, pero la idea de darle otro enfoque a este maratón, de revertir la experiencia y de pasarlo bien, pudo más que todo lo otro y me terminé inscribiendo y retirando el kit a última hora.

Como tenía muchas ganas de pasarlo bien, como en una gran fiesta, comencé por diseñar algo especial para mi polera cabalera de maratón: Un gran corazón para el pecho y unas alas para la espalda. ¡Quedó genial! VER

– ß –

El día de la carrera

La mañana de la carrera me levanté muy temprano a desayunar lo mismo que los últimos 5 meses: A primera hora un zumo de frutas y 1/2 hora más tarde, la taza de café de grano sin azúcar con un sandwich aliado y un trozo de queque. Tenía todo el material listo la noche anterior, así que pude salir pronto de casa rumbo a la partida.

Foto: @calendariodepor

Foto: @calendariodepor

Como vivo al lado de la partida en un par de minutos ya estaba en la plaza de la constitución recorriendo las instalaciones, pasé a guardarropía y todo muy organizado como siempre. Aún a oscuras entre al encajonamiento a mover el esqueleto un rato cuando me encontré con Calendario Deportivo quien me contó que estaría cubriendo el evento. Me tomó un par de fotografías y me dijo también que estaría en el 38k disparando. Así que sólo agradecer al sitio www.calendariodeportivo.cl por las extraordinarias fotos que utilizo en esta entrada.

Foto: @calendariodepor

Foto: @calendariodepor

– ß –

La partida

Mientras calentaba amaneció en la ciudad, junto con el día llego también la ansiedad propia del momento antes de una carrera. El animador hizo un c-h-i masivo que grabé con mi teléfono. Tenía la idea de hacer video-reportes cada tantos km para hacer más dinámico este relato, pero más tarde descubriría con horror que todos los videos que hice durante la ruta están SIN AUDIO así que no puedo publicarlos aquí por que no sirven. – Es algo que debo mejorar –

El c-h-i mudo:


Luego el reloj al fin llegó a 00:00:00 y la carrera comenzó. El comienzo es muy emocionante, muchas energías, ganas, fotos, manos arriba, banderas, gritos, gente apoyando y gente corriendo, cuesta mucho avanzar, el espacio se hace poco y se trata de buscar el ritmo en medio de el inconfundible y hermoso sonido de 6.000 pisadas por segundo trotando al mismo tiempo.

 

– ß –

La fiesta

Lo cierto es que recorrí la ciudad con un ánimo festivo, dándome licencias que en otras carreras no me había dado: paré a sacarme una selfie con mis viejos que estaban pasado el parque o’higgins, choqué la mano con más de 200 niños durante la ruta, saludé amigos, me paré en cada puesto a hidratarme, comí corriendo como nunca, hasta fui dos veces al baño y en general interactue mucho con la gente en el camino. Debido a todo lo anterior, pasé por cada punto de control en promedio un minuto y medio más tarde comparado con el año pasado. No iba a mejorar, así que a seguir disfrutando.

DSC06319

Foto: @calendariodepor

DSC06320

Foto: @calendariodepor

DSC06321

Foto: @calendariodepor

Video: Andryex

37k

Pero sin dudas el momento más lindo fue cuando en el 37k me estaba esperando mi hijo Damián – ak Damiante – con un bowl de fruta picada que me pasó mientras flameaba su bandera chilena y se instalaba junto a mi para trotar 1 kilómetro. Realmente impagable, un muy lindo recuerdo de esos que de seguro se te vienen a la cabeza antes de morir, no sabía si reír o llorar así que hice ambas.

– ß –

La meta

Llegué en la posición 453 de la general. Crucé la meta con un tiempo de 03:25:13, y podría decirse que empeoré 8 minutos con respecto al año pasado, pero lo cierto es que cada uno de los 5 maratones que he corrido me han dejado una enseñanza distinta y en este gané mucho en felicidad, lo que más busco en este momento de mi vida. Aprendí que si quiero ser feliz debo buscar esa felicidad en mi, en las cosas simples que me llenan de vida y proyectarla en todos los ámbitos de mi vida. Disfruté a concho y quedé con la sensación de que podría haber corrido un rato más, así que ahora con esta sensación de felicidad y un resto de piernas voy a pensar en el próximo desafío.

mds2015

Anuncios