Trekking Cerro el Roble

El Desafío: Cerro el Roble

Buscando otras alternativas de entrenamiento cruzado, surgió esta iniciativa del trekking con los amigos del cole. Así Jacintos Trekking Corporation se encaminaba rumbo a su tercera misión. En esta ocasión el objetivo era el cerro el Roble.

JACINTOS TREKKING LOGO-01

El cerro El Roble es una montaña ubicada en el límite entre las regiones de Valparaíso y Metropolitana. Con una altitud de 2222 msnm, según el Instituto Geográfico Militar, es la cuarta cumbre más alta de la cordillera de la Costa Central, entre el río Petorca y el río Biobío, siendo antecedida por el Morro Chache(2338 msnm), el Altos de Cantillana (2281 msnm) y el cerro Picorete (2277 msnm).1

El cerro El Roble debe su nombre a los bosques de robles que se encuentran en sus faldas. A sus pies, por su cara este, se encuentra el pueblo de Caleu y, por la cara noroeste, el Parque Nacional La Campana. Una proporción considerable de su área forma parte integrante de dicho parque.

El mapa de la travesía

img211_5-1

Primer tramo: La entrada

A pesar de estar despejado hacía bastante fío a las 7 de la mañana, así que no escatimé en ponerme encima capas, gorros y guantes que había dejado preparado la noche anterior. Al llegar a la entrada del cerro, nos dimos cuenta que estaban recién abriendo la puerta, así que después de la foto grupal de rigor empezamos a subir, pasadas las 8:30 am.

11013260_10205500558926289_7348533747406204923_n

Paso a paso nos empezamos a elevar, y el paisaje mezcla de tierra suelta y pequeños arbustos comienza a cambiar con los kilómetros. Vemos pequeñísimas las casas en el pueblo de la Capilla de Caleu mientras que algunos cerros vecinos comienzan a quedar abajo de nosotros.
11109547_10153312635989776_6327998211429902847_n
11011892_10153312658894776_4427925499028472400_n
Costó un poco agarrar ritmo y no parar a cada rato. Pese a eso el buen ánimo de los compañeros no bajaba, nos reímos mucho y hasta entonamos himnos clásicos de paseos. Los primeros 5k de subida fueron bien lentos pero bien conversados, hasta que ante nosotros aparecía majestuoso el Cerro la Campana.

DSC_0244

Segundo tramo: el bosque de robles

luego de 1:45 hrs. de marcha y cruzando la barrera amarilla, comienza el bosque de robles. Los robles están rojos en esta época del año – otoño – y muchas de las hojas ya están en el suelo, así que el lugar es una verdadera postal. La belleza del paisaje y el silencio reinante daba paso a pensamientos y conversaciones más profundas durante 3km. Esto es una de las cosas que más me agradan del trekking.

DSC_0332

DSC_0293

DSC_0368

Tercer tramo: La cantera

Luego de 2:35 hrs de marcha y 7,5k ya estamos muy arriba. El paisaje nuevamente cambia los rojos árboles por el gris de las piedras en contraste con el cielo. Son 3k de subida en zig zag por esta cantera. Encontré un cuarzo del tamaño de una manzana que llevo como recuerdo a casa.

DSC_0404

Luego de 3:15 de marcha y 10k estamos por acceder a la cumbre. La vista desde aquí es espectacular. La verdad se me ha hecho corto el camino conversando, ya estamos cerca.

DSC_0393

La cumbre

Luego de 3:30 hrs. de caminata, una gran antena nos recibe con señal 4G y una cumbre amplia, miradores espectaculares que permiten contemplar el océano pacífico por un lado, y todo el esplendor de la cordillera de los andes y el imponente Aconcagua. La vista es realmente sobrecogedora. Felicidades Jacintos, ya tenemos la mitad del camino hecho. A disfrutar la cumbre.

11222383_10153312907904776_3143750052767177290_o

DSC_0668

DSC_0655

DSC_0448

11206841_10153324428994776_3287278145791434471_o

Hasta hubo tiempo para escuchar música allá arriba….

Cuarto tramo: el regreso

Hicimos el camino de vuelta en la mitad del tiempo de subida. Oyendo Pink Floyd, banda sonora ideal para cualquier tipo de viaje, el retorno se hizo ameno, más que todo por que quedamos impregnados de esa sensación de libertad y felicidad que te entrega esto. Estuvo muy linda la cumbre, y aunque la disfrutamos mucho, poco a poco iba quedando atrás elevándose más sobre nosotros. Al terminar el camino nos damos un gran abrazo por este nuevo logro desbloqueado.

Los dueños de casa nos están esperando con un espectaculrar almuerzo al aire libre que devoramos mientras comentamos los detalles del viaje. Así que agradecerle muy especialmente a ellos por su hospitalidad y tremenda onda siempre.

Gracias también al cerro el Roble por permitirnos ir a su cima y volver sanos y salvos, un trekking más que recomendable en cualquier época del año. Quedé con ganas de explorar nuevos senderos, así que la próxima vez iré a correr siguiendo el camino de las hermosas palmeras que se mezclaban con los robles de la quebrada.

Para Jacintos Trekking Corporation fue una gran experiencia, de a poco nos vamos afiatando como grupo y vamos ganando experiencia. Prometimos volver en invierno cuando el cerro esté nevado, así que esa será otra aventura de JTC.

DSC_0953

Anuncios